Descubre ¿qué puedes hacer si tienes vecinos ruidosos?

Es indispensable vivir en armonía dentro de tu comunidad, evitando molestar a los demás o tener que soportar vecinos ruidosos que, aunque no lo creas, se trata de un problema muy frecuente que afecta a muchos residentes, quienes como tú pueden no saber qué medidas tomar para evitar tener problemas con este tipo de personas.

vecinos ruidosos

¿Qué son vecinos ruidosos?

Seguramente conoces a tus vecinos y no deseas tener dificultades con ellos, ya que se trata de personas con las que estarás en contacto aunque no lo desees, a menos que decidas cambiar de residencia. Hemos creado este post con la finalidad de que conozcas cuáles son las medidas que puedes tomar si vives al lado de un vecino que hace ruido sin importar la hora o el día de la semana.

Un vecino ruidoso es aquel que puede hacer todo tipo de ruidos sin tomar en cuenta la hora, bien sea que escuche música a todo volumen durante las madrugadas, que esté de fiesta con sus amigos cualquier día de la semana, grite para corregir a sus hijos, vea la televisión con el volumen a tope o sencillamente se divierta con amigos jugando dominó o naipes y riendo a carcajadas o gritando cada vez que acierta en el juego.

Sea cual sea la causa del ruido, lo hace sin tomar en consideración las molestias que ocasiona a la personas que viven a su alrededor; sin pensar que los niveles de ruido emitidos por él no son los adecuados, en cuyo caso es necesario tomar medidas pertinentes para poner fin a esta situación antes de que sea más grave.

¿Estás sufriendo la incidencia de ruidos causados por tu vecino?

La presencia de vecinos ruidosos en una comunidad es un problema que se presenta con mucha frecuencia. De hecho, en algunos casos las personas han vivido con tranquilidad durante años hasta que llega un nuevo vecino, que tiene como característica ser bastante ruidoso.

Este tipo de personas pueden realizar una fiesta que comience durante la tarde, se extienda toda la noche y finalice a la mañana siguiente, con música al máximo volumen, personas cantando karaoke o bandas que se unen a la fiesta a partir de las 12 am.

Sin duda todo este ruido que retumba en tu cabeza no te deja dormir, y a la mañana siguiente tienes que levantarte temprano para trabajar. Todo esto te motivará a acudir a una comunidad de propietarios, si vives en un piso, o a una junta de vecinos en caso de que tengas una casa.

Uno de los factores que debes tener en cuenta es que muchas comunidades de vecinos cuentan con estatutos obsoletos por ser muy antiguas, dentro de los cuales no se regula de forma específica el horario permitido para los ruidos, especialmente en España; pero no pasa lo mismo con las edificaciones nuevas, por lo que es importante en primera instancia conocer la regulación respecto a ruidos dentro de tu área comunal.

vecinos ruidosos

Ley sobre ruidos y otras normativas

Al realizar un recorrido por la normativa específica de España, se establece que un ocupante de piso no puede desarrollar actividades prohibidas por los estatutos si estas son perjudiciales para todo el edificio, especialmente si van en contra de las disposiciones generales por ser molestas, nocivas, peligrosas, insalubres o ilícitas.

Esto es una interpretación del artículo 7.2 de la LPH, mediante la cual se observa que los vecinos ruidosos no pueden hacer lo que les da la gana, si esto va en contra de la salud y el bienestar del resto de la comunidad.

También se dispone en particular de una Ley de ruidos molestos, emitida desde el año 2003 y algunas otras normativas que regulan, gestionan y evalúan la incidencia del ruido ambiental. Lo que te indica que no estás solo, si necesitas poner freno a los vecinos ruidosos.

Más aún si tu vecino es un arrendatario, te contamos que existe el artículo 27 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, en el cual se establece que su contrato podrá ser disuelto en caso de que realice actividades en contra de las normativas que regulan un ambiente libre de ruidos.

En España cada una de sus comunidades autónomas o ayuntamientos cuentan con sus propias regulaciones internas y en todas ellas se busca evitar la incidencia de ruidos molestos para preservar la salud de cada uno de sus habitantes, por lo que existen ciertos horarios dentro de los cuales está permitida la realización de ruidos. Te invitamos a leer ¿cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad?

Denunciar ruidos molestos

Deseas contar con tranquilidad en el interior de tu hogar, especialmente cuando llegas del trabajo cansado y necesitas despejar tu mente o es posible que sea de las personas que se desempeñan de forma freelance y no logres concentrarte por los ruidos molestos realizados por tu vecino, en cuyo caso la primera opción es el diálogo.

Busca conversar con tu vecino ruidoso y hacerle entender que mientras para él estas acciones pueden ser una diversión, para ti es causa de estrés ya que no puedes descansar o dormir como es necesario a causa de los ruidos realizados por él.

Si tu vecino está receptivo, es posible que le puedas sugerir medidas alternativas para atenuar los ruidos, como bajar el volumen de la música o colocar sus bocinas en otro lugar. Quizá solo realizar fiestas hasta cierta hora de la noche o cambiar sus horas de trabajo o limpieza, en caso de que sea el tipo de ruido que es molesto para ti.

Una interesante alternativa sería invitar a tu vecino a que sienta dentro de tu piso cómo se escuchan los ruidos molestos realizados por él. Posiblemente esto despierte su empatía y le permita reconocer que efectivamente está molestando.

Si nada de esto resulta, es necesario que busques el apoyo de tu comunidad. A continuación te ofrecemos los pasos necesarios para que denuncies los ruidos molestos:

  • Efectúa un requerimiento al Presidente de la Comunidad, contando con el apoyo de todos los propietarios que están siendo perjudicados y apoyándote en la normativa legal, el cual será dirigido a los vecinos ruidosos.
  • Si se trata de un vecino ruidoso que vive arrendado, el requerimiento deberá ser dirigido tanto al propietario del inmueble como al arrendatario.
  • Este requerimiento debe ser realizado mediante acta notarial con acuse de recibo; para que conste legalmente que se le ha dirigido una solicitud al vecino ruidoso.
  • Luego se debe convocar a la Junta de Propietarios para incluir este problema en la orden del día y tomar una decisión legal, en caso de que los vecinos ruidosos no cambien su actitud.
  • Posteriormente se llevará esto a un procedimiento judicial, tras una demanda solicitada por la comunidad. Sus consecuencias pueden ser, tomar medidas cautelares con el cese de los ruidos o suspensión del contrato de arrendamiento.
  • En cualquier caso se llegará a una solución para este problema, bien sea con la cesación de la actividad que origina el ruido, el pago de indemnizaciones o la privación del uso del inmueble por algún tiempo no superior a tres años.

Obtener las pruebas

Un aspecto muy importante a tomar en consideración previamente a la realización de la denuncia, es contar con pruebas que acrediten la presencia de ruidos molestos, especialmente durante la noche. Para ello deberás seguir estas recomendaciones:

  • Realiza una denuncia en el Ayuntamiento de tu localidad contra los vecinos ruidosos, a fin de que sea enviado un representante policial que compruebe personalmente los decibelios de sonido a los que estás expuesto en determinadas horas o días de la semana.
  • Solicitar que se efectúe una peritación acústica a cargo de un profesional competente, que sirva de testigo cuando se realice el juicio contra tu vecino. Él demostrará mediante la información recabada previamente, la presencia de ruidos molestos provenientes de las actividades frecuentemente realizadas por tu vecino. Conoce sobre el Informe Pericial.

vecinos ruidosos

Consideraciones en cuanto al Código Técnico de Edificación

Como parte de la solución de tu problema ante la presencia de vecinos ruidosos, debes tomar en consideración otros aspectos que pueden ser relevantes en tu caso.

La mayoría de los edificios que son construidos a partir del año 2007, tienen dentro de su normativa el derecho de que cada propietario reciba un certificado dentro del cual se da fe de que su estructura ha sido realizada dando cumplimiento al Código Técnico de Edificación.

En este código se determina que el edificio ha sido construido respetando una serie de normas de seguridad y habitabilidad, dentro del cual puedes apelar al hecho de que la incidencia de ruidos nocturnos te llevan al padecimiento de problemas de tipo nervioso o falta del adecuado sueño que debes realizar, lo que ha desencadenado en que debas seguir un tratamiento médico que amerita una indemnización económica.

Sufrir durante algún tiempo la incidencia de un ruido molesto, que ha desencadenado en ti una enfermedad o daño moral, amerita que el causante de este tipo de daño te pague una cierta cantidad de dinero como indemnización.

¿Cómo afecta el ruido a tu salud?

Sin duda el ruido es uno de los elementos que al producirse de forma repetitiva afecta tu bienestar y evita que logres un adecuado descanso, especialmente durante la noche, luego de que has pasado el día trabajando y deberás levantarte temprano a la mañana siguiente.

Cuando estás expuesto a ruidos molestos durante varias horas, aumenta tu sensación de estrés, sientes fatiga y pierdes la adecuada concentración para la realización de tus tareas cotidianas.

Por otro lado, puedes padecer de dolores de cabeza, sentir zumbidos desagradables y todo como consecuencia de los daños a los que están expuestas la células sensoriales de tu oído interno, lo que te llevará a sufrir lesiones auditivas que pueden tener cierto nivel de gravedad.

Las residencias construidas en algunas ciudades de España durante el siglo pasado, no cuentan con un adecuado aislamiento en sus paredes, por lo que el ruido realizado en el piso de un vecino pareciera que se estuviese originando dentro de tu propio piso.

Aislar una pared del ruido, como solución alternativa

Si no quieres dialogar con los vecinos ruidosos o formular una denuncia ante las autoridades competentes, podrías probar algunas soluciones alternativas, como es el caso de aislar tu pared para reducir la entrada del ruido.

Existen algunas placas de poliestireno extruido que cuentan con 3 cm de grosor, las cuales puedes pegar o atornillar tanto en la pared como en el techo, para luego aplicar un revestimiento con yeso, cartón, friso de madera o incluso láminas de corcho.

Las alternativas en este caso son muchas, dependen de tu presupuesto y los materiales de aislamiento acústico que elijas; al igual que el área de tu casa que desees aislar.

Es recomendable que aísles preferiblemente aquellos ambientes dentro de los cuales permaneces la mayor parte del tiempo y en los cuales sientes el ruido molesto de tu vecino con mayor intensidad, para lo cual te será de utilidad la siguiente información.

¿Cómo aislar acústicamente una habitación?

Tomar distancia es una de las mejores medidas para mitigar la influencia del ruido, de modo que alejar la fuente de sonido de sus posibles receptores es una buena alternativa.

Otra de ellas sería colocando algún tipo de elemento que sirva de pantalla para evitar la continuidad física de la propagación de las ondas sonoras; para ello es recomendable que emplees tabiques dobles o cualquier otro tipo de aislamiento acústico colocado en el interior de tu habitación.

Si creas discontinuidades o capas amortiguadoras en tus paredes, suelo y techo, evitarás que el sonido encuentre un medio a través del cual propagarse.  Una interesante alternativa en este sentido puede ser la colocación de una banda elastomérica de base en tus paredes, la que por otro lado evitará la presencia de humedad y trabajará en forma de resorte debilitando la transmisión sonora frecuente entre la pared y el suelo.

Para que tengas una mejor idea, toma como ejemplo el diseño de los estudios de grabación profesionales, que son creados mediante materiales que les permiten contar con un sonido perfecto, sin la interferencia producida por los ruidos molestos que tengan lugar en el exterior.

Asimismo toma en consideración que puedes aislar no sólo las paredes, sino también otros elementos como los que te comentaremos a continuación.

Insonorizar la habitación

Sellar muy bien ventanas y puertas podría ser de gran ayuda, ya que evitarás la influencia del ruido que se origine en otras partes de tu casa. Es posible que necesites asesorarte con un profesional, para que te ofrezca sugerencias en cuanto a materiales y precios, de manera que elijas lo que sea más rentable en función de tu presupuesto.

Elegir una ventana de calidad es un elemento importante, ya que el ruido puede provenir de cualquier lugar, pero será mitigado en la medida que emplees elementos que contribuyan a aislar tu habitación tanto de forma acústica como térmica.

Emplear persianas aislantes

Utilizar una persiana que cuente con materiales aislantes te ayudará a mantener bajo control el ruido y aumentará tu bienestar. Con ella no solo conservarás una agradable temperatura dentro de tu casa, sino que te alejará del sonido proveniente del exterior, brindándote un mayor confort.

Decibelios permitidos en algunos inmuebles

Durante nuestro recorrido por este post hemos señalado que se trata de buscar una solución para el problema que representa tener vecinos ruidosos, pero es posible que el sonido provenga de un local que se encuentre cercano a tu residencia, como puede ser el caso de un bar.

El nivel de ruido emitido por este tipo de establecimientos debe ser medido en decibelios, medida que expresa su nivel de potencia y la intensidad con la cual es sentido el sonido.

En este orden de ideas, debes saber que existe un nivel de decibelios máximo que puede ser percibido por residencias que se encuentren en los alrededores de un bar, teniendo las ventanas cerradas:

  • En horas del día 45 dB
  • Para la noche 35 dB

En cuyo caso solo es necesario que te tomes un tiempo para conocer la normativa de tu localidad, a fin de que establezcas si este tipo de establecimiento está atentando contra las ordenanzas.

También puedes tomar en consideración otras leyes locales y las normativas que estén asociadas con tu vivienda, para aprovechar la más restrictiva a tu favor y lograr la tranquilidad que estás buscando.

vecinos ruidosos

La Ley cuenta con una amplia competencia sobre la contaminación acústica y  ha creado reglamentos para determinar cuáles son los decibelios permitidos durante ciertas horas del día; por lo que dispone de sanciones con multas para todas aquellas personas que ocasionen ruidos molestos.

Las edificaciones actuales deben contar con cierto grado de aislamiento acústico, como normas legales que han de cumplir para poder obtener su licencia de primera ocupación, de forma similar a un bar o cualquier otro establecimiento comercial cuando desea obtener una licencia de actividad.

Decibelios permitidos en una casa

Para las viviendas se ha establecido cierta cantidad de decibelios, siendo comprendidos entre 50 dB y 60 dB en el día, mientras que durante la noche rondan entre 40 dB y 55 dB según la localidad en la que se encuentre.

De igual manera están expuestas a multas que van desde 600 hasta 300.000 Euros, según el tipo de falta cometida. Solo es necesario que solicites la ayuda de un experto para que determine si tus vecinos ruidosos emiten sonidos que se encuentran por encima del nivel establecido por la ley.

Horario para reparaciones ruidosas

Es posible que se te presente el caso de que los ruidos molestos realizados por tu vecino sean consecuencia de reparaciones a su piso o vivienda, pero para esto también existe una normativa legal.

De hecho, para que pueda realizar cualquier tipo de reparación mayor deberá solicitar una licencia ante el Ayuntamiento. Ellos cuentan con sus propias ordenanzas sobre el ruido, especialmente aplicadas dentro de las zonas residenciales y establecen un horario al igual que el nivel de decibelios permitidos, como el siguiente:

  • Cuando los trabajos son realizados de 8:00 a.m. hasta las 22:00 p.m. no deben superar los 35 dB.
  • Si las obras se efectúan entre las 2:00 p.m. hasta las 8:00 a.m. deberán estar por debajo de los 30 dB.

Con esto se observa que existe un límite horario y un nivel de decibelios que pueden ser soportados para evitar molestar a las personas que te rodean. En cuyo caso unos 30 dB representan el equivalente a una conversación tranquila entre dos personas, mientras que los 60 dB representan, por ejemplo, el ruido realizado por un aspirador.

Algunos ayuntamientos cuentan con una normativa que es más específica, en cuyo caso establecen el horario para la realización de obras de lunes a viernes o durante días laborables y no permiten que se ocasionen ruidos molestos durante los sábados y domingos. Pero como te hemos comentado anteriormente, todo esto depende de las ordenanzas de tu localidad, las cuales deberás conocer previamente, si deseas hacer valer tus derechos ciudadanos.

Excepciones de los horarios

Muchas obras que son realizadas dentro del ámbito de una localidad pueden contar con características especiales, las cuales motivan que sean consideradas como excepciones y se permita trabajar en ellas sin restricción de horarios o días. Aunque deben tratar siempre de respetar los niveles de ruido.

El ayuntamiento tiene la facultad de eximir de la normativa de horario a las obras que son realizadas en los siguientes casos:

  • Cuentan con un carácter de urgencia, previamente comprobado.
  • Trabajos cuya demora represente un peligro para la comunidad, como un hundimiento o una pared que se encuentre a punto de caer.
  • Obras que no sea conveniente realizarlas durante el día.
  • Reparaciones dentro de las cuales sea técnicamente imposible cumplir con las limitaciones acústicas.

Muchos son los ruidos provenientes de obras en construcción o reparaciones, pero en la mayoría de estos casos se presentan generalmente dentro de un horario de trabajo diurno, lo que te permite contar con la noche para descansar.

Por otro lado, un vecino ruidoso puede no detenerse a ningún horario y esto precisamente hace que pierdas la paciencia, buscando las mil y una formas de que el ruido se termine. Te recomendamos tener calma e ir probando algunas de las soluciones que te hemos mencionado anteriormente, recuerda que tienes la ley a tu favor, solo necesitas demostrar hasta qué punto tu vecino está actuando contra la normativa.

Deja un comentario