¿Cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitalibidad?

La cédula de habitabilidad es un documento que avala cuando una vivienda cumple con las características fundamentales que se necesitan para que sea habitada, también se le conoce como licencia de ocupación y es necesaria para vivir en cualquier piso o casa en España, por lo que hoy te contaremos ¿cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad?.como saber si una vivienda tiene cedula de habitabilidad

Acerca de este documento

Las viviendas en España requieren un documento que avale su cualidad de habitable, para ello existe la cédula de habitabilidad. Sin embargo, antes de vivir en un lugar es necesario conocer si posee o no este documento y si este se encuentra vigente o caducado.

Para saber si una vivienda cuenta o no con cédula de habitabilidad o simplemente conocer el estado de la misma, puedes recurrir a dos formas:

  • La primera forma es acudir en persona a las oficinas del Ayuntamiento donde la vivienda se encuentre registrada.
  • La segunda es solicitar la información en línea, por medio de los canales de atención digital del Ayuntamiento donde se encuentre registrada la vivienda. Para consultar estos datos, es necesario el DNI del propietario y las escrituras de la vivienda.

Una vez que tengas clara la situación respecto a la cédula de habitabilidad, será momento de poner en marcha un plan, de acuerdo a la situación que corresponda.

La vivienda no posee cédula de habitabilidad

En este caso es necesario que realices la solicitud formal de la cédula de habitabilidad, para lo cual requieres del aval de un arquitecto o técnico especializado que certifique la habitabilidad de la vivienda.

Lo que este especialista observará será que la vivienda disponga de al menos 32 metros cuadrados de espacio habitable y una altura de al menos 2,5 metros, a excepción del baño y la cocina que pueden tener 2,2 metros de altura sin problema. También es necesario que cuente con una sala o comedor funcional, una cocina y un baño.

El costo de este documento dependerá de la normativa o tasa de cada comunidad, sin embargo en su mayoría cuestan un máximo de 50 euros. Su duración es de 25 años para las viviendas recién construidas y de 15 años para aquellas con habitabilidad en segunda ocupación o más. Su aprobación puede demorar entre 3 y 4 semanas como mínimo y es obligatorio en casos de venta, compra o alquiler. Conoce también sobre el Certificado energético.

La vivienda posee cédula de habitabilidad caducada

En este escenario existe la cédula de habitabilidad pero su tiempo de vigencia ha expirado, por lo que será necesario renovarla y para ello se requiere realizar nuevamente el trámite, tal como si se tratara de la primera vez.

En este caso, es necesario contratar los servicios de un especialista que acuda a la vivienda, inspeccione y realice un informe de visado que compruebe la habitabilidad de la vivienda. Posteriormente se deberá llevar a la oficina del ayuntamiento que corresponda, realizar el pago y esperar la aprobación de la cédula de habitabilidad el tiempo que sea necesario de acuerdo a cada comunidad en particular.

como saber si una vivienda tiene cedula de habitabilidad

Los servicios de estos especialistas (al igual que cuando se emite la certificación por primera vez) son pagos, por lo que deberás disponer de un presupuesto alrededor de 100 euros para ello.

Otro aspecto a considerar es que esta cédula de habitabilidad o renovación ya no dispondrá de 25 años de vigencia sino solamente de 15 años, por lo que debes estar atento a su vencimiento.

La vivienda posee cédula de habitabilidad vigente

Aunque puedas pensar que no hay nada que hacer en este escenario, en realidad que no es así. Cuando la vivienda dispone de cédula de habitabilidad vigente pero no posees el comprobante en físico de ello, es necesario solicitar a las autoridades competentes un duplicado de dicho documento.

Este duplicado te permitirá disponer de un comprobante sobre la vigencia de la cédula en caso de ser requerido para otros trámites y también podrás tener presente la fecha de caducidad de la misma.

Además, debes tomar en cuenta que para la cédula de primera ocupación se requiere la licencia de obra o el informe de inspección, mientras que para las de segunda ocupación se requiere el informe de inspección y para el duplicado la escritura de la vivienda.

¿Qué pasa si no tienes este documento?

En este caso lo que sucede es que estarías incumpliendo con lo establecido en la ley, por lo que puedes ser penalizado por ello de acuerdo al reglamento de cada comunidad. Además, esto puede representar un impedimento para realizar diversos tipos de trámites relacionados a la vivienda, tales como venta, alquiler, hipotecas y más.

Muchas personas realizan acuerdos o trámites entre dos o más partes sin contar con este documento, lo que a la larga puede generar consecuencias negativas, por ello es necesario que antes de realizar cualquier trámite inmobiliario te asegures de que este documento exista y que esté en vigencia.

Deja un comentario