Factura Simplificada: ¿Qué contiene y cómo hacerla?

La Factura Simplificada, como su nombre lo indica, es un instrumento que busca simplificar el proceso de facturación, específicamente en operaciones comerciales pequeñas, dado su importe, partes involucradas y zona de emisión. En el presente artículo, conocerás todo lo relacionado con ella, para que puedas hacer el uso adecuado.

factura simplificada

Factura Simplificada

Es aceptada por la Agencia Tributaria y vino a sustituir al ticket de compra que se entregaban anteriormente. El ticket de compra ya no es aceptado ni recibido como justificativo de gastos.

Al igual que la Factura tradicional, esta factura simplificada es el tipo más común de factura a la hora de realizar compras o ventas de productos o servicios. Tal vez pueda interesarte conocer como facturar una cooperativa.

Entró en vigencia en el año 2013, con el Reglamento de Facturación aprobado en el Real Decreto 1619/2012. Con ella, se permitió a los autónomos a llevar a cabo facturaciones de este tipo en operaciones pequeñas.

Además, incorporó nuevos requisitos para su emisión. Es de uso cotidiano, tan solo piensa cuántas compras haces a diario, en cada una de ellas es obligatoria la emisión de una factura, y seguramente la mayoría de ellas sea una factura simplificada.

¿Qué debe tener?

Al igual que sucede con la factura completa, debe cumplir con unos requisitos obligatorios para poder ser aceptada por la Agencia Tributaria. Debe contener los siguientes datos:

  1. Numeración y serie: Debe estar incluido el número de la factura simplificada y, además, la serie a la que pertenece.
  2. Fecha de emisión: Si la fecha difiere de la fecha del trabajo realizado o pago de anticipo, se deberán colocar ambas fechas en la factura.
  3. Número de Identificación Fiscal: Debe contener tu NIF.
  4. Denominación Social: La factura simplificada deberá contener el nombre completo o razón social de quien emite la misma.
  5. Identificación del bien o servicio: Deberán estar claramente identificados los productos o servicios involucrados en la operación comercial.
  6. Tipo de IVA: Debe estar expresado y pudiera incluirse la mención “IVA Incluido”.
  7. Monto a pagar: Es el importe que debes pagar. Este monto es con IVA incluido.
  8. NIF, Identificación, Domicilio y cuota tributaria: También deberás incluir estos datos en la factura simplificada, en casos de clientes empresariales que requieran realizar una deducción del IVA.

factura simplificada

Condiciones para emitir una Factura Simplificada

Para realizar la emisión de una factura simplificada, es importante que la operación comercial cumpla con una serie de requisitos:

  • La transacción no puede superar los 400 euros con el IVA incluido.
  • En los casos donde se requiera la emisión de una factura rectificativa.
  • Deben ser ventas comunitarias, donde se aplique el mismo tipo de impuesto.
  • No ser operaciones donde se produzcan inversiones de sujetos pasivos.
  • En aquellos casos donde la operación comercial no supere los 3.000 euros. Estos casos son:
    • Ventas al menor, en aquellos casos donde el cliente o destinatario no actué como empresario o profesional.
    • Ventas o servicios de ambulancia y en el domicilio del consumidor.
    • Transporte público y traslado de equipaje.
    • Restaurantes, bares y hostelería, suministros de bebidas y comida para consumo inmediato.
    • Discotecas y salas de baile.
    • Servicios telefónicos sin identificación.
    • Estética y Peluquería
    • Uso de instalaciones deportivas.
    • Estacionamiento de vehículos.
    • Tintorerías
    • Peajes
    • Servicios de fotografía.
    • Alquiler de películas.

La Agencia Tributaria puede autorizar otros casos adicionales a los anteriores, para que se lleve a cabo la emisión de la factura simplificada sin que esto afecte el proceso. Quizás estas buscando información sobre como facturar sin ser autónomo.

La Factura Simplificada y la deducción del IVA

Uno de los principales aspectos que diferencian una factura simplificada de una factura completa, es que no es obligatorio desglosar el IVA en la simplificada. Sin embargo, el cliente puede solicitarlo a efectos fiscales. Para poder deducir el IVA producto de una factura simplificada el mismo deberá estar desglosado, o de lo contrario no podrá deducirse.

Diferencias entre la Factura Completa y la Simplificada

Existen un par de aspectos que permiten diferenciar una factura simplificada de una factura completa. Ellos son:

  • En primer lugar, en la Factura simplificada no es obligatoria la identificación del cliente que realiza la operación comercial.
  • En segundo lugar, no es necesario desglosar el IVA, a menos que el cliente requiera deducirlo en su declaración, en este caso deberá solicitar que le desglosen el IVA o le realicen una factura completa.

Si deseas iniciar un negocio propio, lo más recomendable es contar con una herramienta de gestión y control de facturación. Dado los aspectos legales y detalles que se involucran durante todo el proceso, el sistema te ayudará a mantener tus documentos y procesos administrativos bajo control. En este artículo podrás aprender todo lo relacionado con la factura proforma.

Como puedes observar, con la factura simplificada se busca lograr una mayor formalidad en el proceso de comprar y venta de productos o servicios en algunos casos. Se busca regularizar el proceso de facturación de operaciones comerciales sin que esto signifique llegar a requerir de una factura completa para todos los casos.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a descubrir más contenido interesante en este blog.

Deja un comentario