¿Cómo hacer un contrato de alquiler legal?, descúbrelo

Cuando tienes un inmueble y deseas ofrecerlo en arrendamiento es indispensable que sepa ¿Cómo hacer un contrato de alquiler legal? Para que cuentes con las herramientas legales necesarias para defender tus derechos sobre la propiedad y evitar muchos inconvenientes que puedan presentarse en cuanto a que tu inquilino comience a dejar de pagar las mensualidades o lo emplee para actividades que no sean las previamente acordadas.contrato de alquiler legal

¿Qué es un contrato de alquiler legal?

Debes saber que es importante que el contrato de arrendamiento reúna una serie de requisitos mínimos, siendo preferiblemente redactado por escrito. A pesar de que un contrato verbal cuente con validez y que puedas encontrar dentro de internet una serie de modelos de contrato de alquiler, podrían no ser los adecuados para tu caso.

En tal sentido, lo primero que debes saber es que se trata de un un documento escrito mediante el cual un propietario realiza el arrendamiento de un inmueble a otra persona, permitiéndole el goce del mismo durante cierto tiempo a cambio del pago de una suma de dinero establecida de forma periódica.

En este caso se identifican cada una de las partes como arrendador, que es el propietario del inmueble y arrendatario, que se trata de la persona que renta la propiedad. Puede que también te interese conocer sobre el derecho de vuelo.

Elaborar un contrato de alquiler

Un contrato de alquiler se encuentra conformado por una serie de pautas, dentro de las cuales se identifica la propiedad, se identifica mediante datos personales el arrendador y el arrendatario, además de tomarse en consideración muchos otros elementos como las condiciones bajo las cuales se está aceptando el arrendamiento.

Toma nota de las siguientes recomendaciones, ya que se trata de elementos que deberán estar presentes dentro de un contrato de alquiler legal:

  • Identifica mediante datos personales completos las partes que interviene en el contrato.
  • Es importante incluir el correo electrónico, teléfono o algún otro contacto que te permita establecer comunicación con el arrendatario en caso de ser necesario.
  • De ser posible obtén un domicilio válido dentro del cual puedas ubicar al arrendatario, que no sea el que es objeto del arrendamiento. Puede ser la residencia de un familiar o amigo de confianza.
  • En caso de que estés rentando tu inmueble a una sociedad, debes incluir toda la información necesaria de ella y de la persona que firmará el contrato en su nombre.
  • Identifica con claridad el inmueble que estás dando en arrendamiento, colocando sus datos registrales, referencia catastral y la dirección exacta del mismo. Incluso es oportuno indicar la cantidad de metros de los cuales dispone, si es de una o más plantas y los servicios disponibles en él.
  • El tiempo de duración del contrato deberá ser determinado claramente, al igual que el monto del arrendamiento y la fecha dentro de la cual deberán ser canceladas cada una de las mensualidades.
  • Otro elemento importante es determinar la vigencia del contrato en caso de que se trate de uno o más años y de forma similar, si podrá ser renovado, una vez que llegue a su vencimiento, siempre evitando plazos superiores a un año.

Debes tomar en consideración que es parte de cómo hacer un contrato de alquiler legal, considerar en él elementos como cuotas de comunidad o cualquier otro tipo de pago que sea parte de su permanencia dentro del inmueble, como es el caso de la cancelación del costo de los servicios de agua, luz, aseo o teléfono.

Las cláusulas del contrato deberán ser compresibles para ambas partes, a fin de evitar inconvenientes posteriores, incluso es posible además que el arrendador incluya en el su número de cuenta bancaria, para que el arrendatario le cancele directamente en ella el monto del canon de arrendamiento mensual.

En este caso el arrendatario sólo necesitará guardar el comprobante de su pago bancario con justificación de la cancelación puntual de su deuda.

Una vez establecidas todas la cláusulas, se coloca al final del documento el nombre completo de arrendador y arrendatario, con su número DNI, además de otro dato que se considere oportuno, como es para los extranjeros el NIE o si se desea el número de identificación fiscal NIF.

Se procede a la firma del documento, como prueba de que los acuerdos planteados en él han sido aceptados por cada una de las partes, colocándose además su respectiva huella dactilar. También, te recomendamos leer sobre el certificado de instalación de gas.

contrato de alquiler legal

Recomendaciones para establecer del contrato los suministros

Hemos planteado que al dar en arrendamiento un inmueble, el arrendador disfrutará de los suministros que son parte del mismo, como es el caso de la luz, agua, gas y otros. En cuyo caso se pueden plantear dos alternativas a seguir, una de ellas es que su monto sea cubierto dentro del canon de arrendamiento o que el arrendador se encargue de contratar sus propios suministros.

Esto es un elemento que deberá ser establecido claramente durante la firma del documento, para evitar problemas posteriores. De forma similar, es necesario dejar claro que cualquier modificación de las condiciones del inmueble, no deben ser realizadas sin la autorización del propietario y que siempre serán en beneficio de la propiedad.

Una recomendación en este caso es contar con evidencias fotográficas de las condiciones que presenta el inmueble, para el momento de la firma del contrato, ya que es indispensable que una vez finalizado el mismo, el arrendador deberá entregarlo tal como lo ha recibido o con las mejoras que le ha realizado.

Deberes de un arrendatario

La persona que adquiere un inmueble en alquiler, debe comprometerse a respetar una serie de cláusulas dentro de las cuales se establecen sus deberes, que son prácticamente el compromiso de cumplir con la normativa general aplicada para cualquier tipo de vivienda, tal como se indica a continuación:

  • No puede llevar a cabo dentro del inmueble, actividades que sean nocivas, peligrosas, molestas o insalubres, como es el caso de ocasionar ruidos molestos o realizar trabajos industriales dentro del mismo.
  • Se prohíbe que mantenga animales peligrosos dentro de la vivienda.
  • No puede ceder o subarrendar la propiedad.
  • Deberá respetar todas las normativas establecidas dentro de la comunidad de propietarios que rigen para el inmueble, especialmente en el caso de edificios, con áreas comunes y más, las que le deben ser entregadas previamente por el arrendador, durante la firma del contrato de alquiler.

Otras consideraciones del contrato de alquiler legal

Durante la redacción del contrato de alquiler, se debe incluir un apartado para determinar si se establece una fianza y cuál será el destino que se le dará a ella, ya que se trata de una garantía cuando el arrendatario se marcha sin cancelar el canon de arrendamiento o deja el inmueble lleno de desperfectos.

Para tener claro cómo hacer un contrato de alquiler legal, en el cual se llega a un acuerdo privado entre dos partes y que no requiere llevarse a una escritura pública a menos que desees hacerlo, es saber que en tal caso será necesario que incluyas los gastos de notario y registro de la propiedad, que pueden ser cancelados por cualquiera de las dos partes, previo un mutuo acuerdo.

Además, realizar un contrato de alquiler legal es sumamente sencillo y la mejor forma de cuidar de tu inmueble, si lo deseas alquilar, ya que en el momento que se te presente una dificultad legal con tu arrendatario, podrás mostrarlo a las autoridades competentes para hacer valer tus derechos. Conoce también todo sobre carreras de la UNES.

Deja un comentario