Divorcio amistoso: ¿Cómo gestionarlo legalmente?

Cuando dos personas se unen en matrimonio esperan que sea para toda la vida pero esto no siempre es posible, pues con frecuencia se pueden producir conflictos emocionales que terminan llevando a la pareja a tomar la decisión de separarse a través de un divorcio amistoso, mediante el cual se rompe su vínculo legal de mutuo acuerdo.

¿Qué es un divorcio amistoso?

El matrimonio es disuelto mediante el divorcio, un trámite que debe ser respaldado por una sentencia judicial; mientras que en el caso de separación, prácticamente solo quedará suspendido el vínculo de unión entre los cónyuges.

En caso de tratarse de un divorcio amistoso, lo que ha sido considerado durante los últimos años como una innovación legal, se lleva cabo la ruptura del vínculo matrimonial mediante el consentimiento y manifestación expresa de ambos cónyuges como causal para poner fin a su unión.

Siendo en este caso suficiente la manifestación de cada una de las partes, a través de la cual indican que han permanecido separados por más de cinco años. Una circunstancia de hecho, que es admitida para sustentar todo el procedimiento, sin necesidad de exigirse ningún otro tipo de prueba.

Realizar un divorcio amistoso es un trámite muy sencillo, además de rápido y económico, debido a que no será necesario celebrar un juicio, pues se basa en la presentación de una demanda para la disolución del matrimonio y su respectivo convenio.

divorcio amistoso

Esto luego es ratificado ante el juzgado de forma personal por ambos cónyuges, quienes incluso pueden estar representados por un mismo abogado y ser su caso manejado por un solo procurador.

Cuando existen hijos menores, que son parte del matrimonio, se debe contar con la presencia del Ministerio Fiscal a fin de que determine si la separación de mutuo acuerdo por parte de los cónyuges respeta los intereses de los menores y salvaguarda su integridad, tanto física como mental.

Si todo está correcto a criterio del Ministerio Fiscal, el juez puede proceder a dictar la sentencia de divorcio. En caso de que sea necesaria la aplicación de alguna modificación a favor de los menores, se espera hasta que estas sean realizadas para posteriormente proceder a pronunciar la decisión del juez. Todo divorcio, nacimiento o acontecimiento que afecte los vínculos familiares debe registrarse en el Libro de Familia.

divorcio amistoso

Documentos necesarios para realizar la demanda

Una demanda para seguir los trámites de divorcio amistoso requiere la preparación previa de una serie de documentos relativos a la identificación del vínculo matrimonial y todos los datos personales de los cónyuges e hijos, si fuera el caso. Toma nota de todo lo que debes preparar antes de asistirá al juzgado:

  • El correspondiente Certificado de Matrimonio.
  • Certificados de Nacimiento de cada uno de sus hijos menores de edad, si los hubiera.
  • Comprobante de empadronamiento o certificado de la residencia actual de los cónyuges.
  • Poder General para Pleitos.
  • Solicitud de Convenio Regulador, como prueba del mutuo acuerdo entre las partes, previamente firmado por ambos cónyuges.
  • En caso de solicitar medidas patrimoniales, la parte que las solicite debe acompañar la demanda con un documento que permita la evolución de la situación económica del matrimonio. En caso de no contar con este comprobante, puedes solicitarlo a través del propio juzgado.

Pasos para el divorcio amistoso

Debes saber que el divorcio es una decisión muy importante, que suele ser incómoda y desoladora. Sus trámites son desconocido por muchas personas, pero la ley ha contemplado una amplia cobertura de las situaciones y circunstancias que pueden rodear a esta separación, especialmente cuando hay hijos involucrados en ella.

divorcio amistoso

Si te encuentras actualmente enfrentando esta situación, te ofrecemos una serie de pasos para que puedas realizar tu divorcio amistoso, el que también es identificado como de mutuo acuerdo:

  • Hacer la presentación de la demanda de divorcio ante el juzgado, con toda la documentación necesaria. Pueden estar asistidos por un solo abogado y ser representados por un mismo procurador. Esta demanda también puede ser presentada ante un Notario, si no hay hijos menores dentro del matrimonio, en cuyo caso solo deberán estar asistidos por al menos un abogado.
  • La demanda deberá ser admitida por el juzgado o el notario, estableciéndose un día y hora para su firma.
  • Los cónyuges deben asistir en la fecha indicada para ratificar el convenio regulador. En caso de que tengan hijos menores, será necesaria la presencia del Ministerio Fiscal.
  • El juzgado procederá a dictar sentencia de divorcio amistoso tras comprobar el mutuo acuerdo de las partes y comprobar que se están respetando los intereses de sus hijos menores.
  • Posteriormente el juzgado realiza la inscripción de esta sentencia en el Registro Civil, como constancia de la disolución del matrimonio ante terceros.
  • Se procede a la entrega de la documentación correspondiente a cada uno de los cónyuges, una vez que ha sido inscrito todo lo acordado.

¿Qué debes saber sobre el divorcio en España?

Es importante hacer de tu conocimiento que la Ley promulgada el día 8 de julio del año 2005, como parte de las modificaciones del Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil que contempla dentro de sus artículos los casos de separación al igual que el divorcio, cambió las causas legales de separación y divorcio en España.

Al ser suprimidas dentro de sus lineamientos legales, ahora no es necesario alegar una causa justificativa para lograr la disolución de esta unión, solo es necesario cumplir como único requisito legal que al menos hayan transcurrido tres meses desde la fecha en que se contrajo matrimonio.

divorcio amistoso

Tipos de divorcio que pueden efectuarse en España

Cuando se toma la decisión de dar por finalizado un matrimonio dentro del territorio español, debes tener en cuenta que el divorcio puede ser realizado de dos formas: por un lado el identificado como de mutuo acuerdo o amistoso y por el otro el contencioso.

La diferencia entre ambos radica en el hecho de tener un pacto previo entre los cónyuges o cuando no logran llegar a un acuerdo y están en conflicto en cuanto a las medidas que serán consecuencia de esta separación legal.

Siempre es recomendable que sigas la vía del divorcio amistoso para realizar rápidamente todos los trámites sin que existan conflictos de intereses, tanto económicos como sociales y se etiquete a cualquiera de las partes como vencedor o vencido.

Ya has conocido los pasos para la realización del divorcio amistoso y todos los documentos que debes presentar, pero es importante que conozcas de qué se trata el divorcio contencioso, ya que tendrás que enfrentarlo si no puedes pactar amistosamente con tu pareja.

Un divorcio contencioso se caracteriza por la falta de acuerdo entre los cónyuges, siendo necesario que se siga un procedimiento judicial cuya demanda es presentada por solo una de las partes, representada por un procurador y asistida por su abogado, sin que se presente ningún convenio regulador.

En este caso, dentro de la demanda se establece la custodia de los hijos, el régimen de visitas y todas las compensaciones o pensiones de alimentos que deberán ser pagadas. De igual manera, se indica la finalización del régimen económico familiar si fuera el caso, el uso que se le dará a la vivienda y cualquier otra petición que forme parte de este expediente.

El cónyuge demandado tendrá un plazo de 20 días para dar respuesta ante el juzgado, siendo en este momento necesario que esté acompañado de un abogado y el procurador.

Una vez contestada la demanda, se fija fecha para el juicio oral en el cual se presentan las pruebas que apoyen las medidas solicitadas, se celebra el juicio y se dicta sentencia de divorcio contencioso.

Importancia de elegir los profesionales adecuados

En cualquiera de las dos modalidades por la cual decidas divorciarte, es indispensable que contrates los servicios de un abogado que sea especialista en Derecho de Familia, para que sepa cuáles son las medidas bajo las cuales debe ser pactado el acuerdo de finalización del vínculo matrimonial entre los cónyuges, especialmente si existen hijos menores involucrados.

Precisamente esto es muy importante por el hecho de que se trata de un proceso legal que tiene consecuencias, como es el caso de establecer las visitas, custodia o pago de pensiones alimenticias; algo que podría tener efecto durante muchos años y deberá ser aclarado previamente.

Aunque en el caso del divorcio de mutuo acuerdo está permitido asistir al juzgado con un mismo abogado y estar representados por un solo procurador, de forma similar durante sus acuerdos deberán asentadas con claridad todas las medidas a tomar con respecto a los hijos menores, bienes patrimoniales y otras exigencias.

El abogado debe contar con amplia profesionalidad en la materia, ya que será una figura mediadora entre las partes, teniendo que guiar los acuerdos entre ambos cónyuges para que puedan poner fin a su matrimonio en buenos términos.

Esto permitirá agilizar todo el proceso y representará un ahorro en trámites legales y gastos por servicios profesionales. Por tanto, si deseas realizar un divorcio de forma inteligente, contrata un especialista en familia y evita incurrir en gastos innecesarios. Después de divorciarte, te interesará obtener un duplicado del Libro de Familia.

Recomendaciones, si te vas a divorciar

El divorcio puede ser inevitable cuando el matrimonio se encuentra en conflicto y los cónyuges deciden que no desean permanecer juntos, bien sea por falta de amor o cualquier otro tipo de circunstancia. No obstante, antes de tomar esta decisión, piénsalo dos veces y busca ayuda, para descubrir si verdaderamente es irremediable la situación.

Si a pesar de todo esto estás decidido a dar por finalizada tu unión matrimonial, lo más recomendable es llegar a un divorcio amistoso, dentro del cual cada una de las partes están de acuerdo en que ya no desean seguir viviendo juntos.

Pero si esta decisión es tomada solo por uno de los cónyuges, el divorcio será más difícil, ya que deberá presentarse una demanda y toda una serie de exigencias que determinarán la vida futura de ambos, así como de los hijos menores que sean parte de su vínculo familiar.

Muchos de estos divorcios ocasionan una serie de trastornos emocionales tanto al cónyuge en desavenencia como a los hijos, por lo que es preferible buscar orientación profesional y si verdaderamente el matrimonio es insostenible, disolverlo de forma pacífica, con la total aceptación de cada una de las partes.

El divorcio conlleva un conjunto de consecuencias que pueden implicar desavenencias muy estresantes si no las sabes manejar, ya que se trata de perder a una persona que ha estado a tu lado durante años y ha vivido contigo momentos difíciles, pero también felices. Lo mejor sería terminar tu vínculo matrimonial de forma armoniosa, sin que nadie sienta rencor.

En un divorcio no deben existir triunfadores o derrotados, sencillamente se trata de una comunidad que ya no cuenta con objetivos mutuos por los cuales lucha,; siendo necesario en este caso darla por terminada y separarse en partes iguales los beneficios obtenidos durante el tiempo que duró el vínculo familiar.

Deja un comentario