Falso autónomo, ¿de qué se trata este fraude laboral?

¿Has escuchado el término “falso autónomo”? ¿Sabías que actualmente es un tema que está siendo inspeccionado por las entidades españolas? En este artículo, encontrarás todo lo que deberías saber sobre el fraude de los falsos autónomos, qué son y cómo debes de evitar ser uno para no sufrir de una mala experiencia laboral.

falso autonomo

¿Qué es el falso autónomo?

Existe una gran diferencia entre trabajar bajo tus propias condiciones y únicamente para ti mismo, y trabajar bajo las normativas de una empresa.

Sin embargo, en estos últimos años ha estado saliendo a la luz un nuevo tipo de “contratación” cuyas características quedan por fuera de los conceptos ya mencionados, usando un marco de reglas que no le corresponde.

Aquí es donde entra el falso autónomo. Es un trabajador que posee vinculación laboral con una empresa.

Pero, al mismo tiempo, está involucrado en el cuadro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social.

Pese a que, por un lado, este trabajador se declara a sí mismo como autónomo, ejerce sus labores mediante un puesto de empleado ordinario en una organización bajo normativas y términos basados en la dependencia y la retribución.

¿Los falsos autónomos pueden beneficiar a la empresa?

En sí, el falso autónomo se define como una postura o figura ilegal que rompe con las leyes y valores del trabajo autónomo, buscando y consiguiendo oportunidades de empleos comunes en empresas.

De esta manera, el falso autónomo en esta situación acarrea beneficios financieros para el empresario debido a que, al trabajar así, se ahorran los costes sociales.

Esto se podría llamar una “economía colaborativa” que se da gracias a una ilegalidad.

fraude

¿Cómo identificar a los falsos autónomos?

Lo primero que se necesita para identificar la situación del falso autónomo, es tomar en cuenta a los conceptos que definen las relaciones laborales de un empleado con una organización.

Dos de estos conceptos son la dependencia y el ser ajeno a las consecuencias de los riesgos.

Es relevante recordar que pese a que la relación del falso autónomo con una empresa, legalmente se considera del tipo laboral, este tipo de empleado se está abriendo paso en las organizaciones actuales.

Este “autónomo” se beneficia  de contratos mercantiles o civiles, que pueden ser considerados nulos por la Inspección de Trabajo, ya que sus características y cualidades prácticas convierten a esa relación en una laboral.

Relaciones laborales

Las relaciones de dependencia se basan en que el empleado desarrolle sus actividades dentro del espacio de una empresa.

Se rige bajo la dirección, así como también depende de horarios establecidos por los empresarios, las retribuciones, los medios que le brinde la empresa para poder cumplir con las actividades, entre otros.

Para el trabajador implica que en esta relación laboral, el precio del trabajo así como los materiales son asumidos por los empresarios y cualquier resultado se incorpora dentro del patrimonio de la empresa.

Así que, dependiendo de la situación, puede ser una pérdida o ganancia para la organización.

falso autonomo

La característica más notoria del falso autónomo es desempeñar su trabajo y sus labores dentro del espacio de una empresa como cualquier empleado ordinario.

Además, esta empresa sólo cumpliendo con las obligaciones para los trabajadores autónomos.

Esto significa que debe de darse de alta en el RETA y en Hacienda, “cumpliendo” con los deberes que cumplimentan a su condición engañosa de trabajador independiente.

Algunos de esos deberes son el asumir una cuota mensual para los autónomos, emitir facturas a la empresa por su labor y pagar ciertos impuestos.

¿Has visto empresas contratando falsos autónomos?

Tienes el caso de una empresa de servicios delivery. Esta organización fija los horarios, brinde una retribución mensual a través de la emisión de facturas, determina el trato que se debe hacer a los clientes, determina una ruta de reparto para cada empleado, entre otros.

Y, además, es quien realiza los procesos de contratación con los clientes y los distribuye en función de las necesidades o servicios que deseen a los repartidores.

Sin embargo, la empresa ha colocado en la calle un anuncio de empleo así: “Estamos contratando repartidores de delivery. Para aplicar es necesario darse de alta como autónomo”.

¡Huye! Esa empresa está en busca de hacer tratos con falsos autónomos y contribuye a una situación fraudulenta.

No olvides que los trabajadores autónomos establecen sus propias normativas, sus propios horarios de trabajo, su propia manera característica de tratar a sus clientes, y se encarga de los materiales para poder trabajar.

Si eres un trabajador autónomo y deseas darte de baja, debes leer este artículo: Darse de baja como autónomo en pocos pasos.

autonomo

Diferencias entre el falso autónomo y el autónomo dependiente

Antes de seguir con la lectura sobre este tipo de fraude, debes de saber que los falsos autónomos no tienen ninguna relación con los autónomos económicamente dependientes, pese a las creencias populares.

Para empezar, los autónomos dependientes están bajo el amparo normativo del TRADE. Esta entidad se desarrolló hace una década gracias al llamado Estatuto del Trabajo Autónomo.

Su objetivo es regular y otorgar seguridad jurídica a los ciudadanos trabajadores autónomos que llevan a cabo sus operaciones financieras y ofrecen sus servicios para una empresa o cliente, del cual está recibiendo un mínimo de 75% de sus ingresos.

Condiciones de ley para el autónomo dependiente

La relación entre el autónomo dependiente con una organización puede ser mercantil, mas no laboral. Acorde con el Estatuto del Trabajador Autónomo, las condiciones con las que se debe de cumplir como trabajador autónomo dependiente son:

  • No tener a su cargo trabajadores independientes, ni hacer contratos o subcontratos con una parte o toda la actividad con terceros.
  • Ejercer las labores de manera diferenciada, con normativas distintas del resto de trabajadores por cuenta de cliente.
  • Asumir la responsabilidad de los costos de los materiales para realizar la actividad. Sin embargo, al ser un autónomo dependiente no estás en la obligación de ser titular de un local u oficina abiertos al público, ya que se comprende que estás desarrollando tu actividad para una organización.
  • Desarrollar las actividades bajo su propio criterio, sus propias normativas y condiciones sin sufrir del perjuicio de las correcciones que pueda realizar el cliente.
  • Recibir la contraprestación económica correspondiente, de acuerdo al resultado de la actividad. Por norma general, el autónomo dependiente no debe ser metido en la nómina, sino que emite una factura para recibir el pago por brindar sus servicios a la organización.
  • No estar en la condición de asociado.

Al darte de alta como autónomo, debes de ser consciente de todas las condiciones bajo las cuales deberías de estar laborando al convertirte en un autónomo dependiente y ofrecer tu producto o servicio a una empresa. No permitas que una organización fraudulenta pueda comprometer las condiciones en las que debes de ejercer tu trabajo.

autonomo

¿Qué sanciones puede recibir una empresa al contratar un falso autónomo?

Dentro de las empresas, el tener falsos autónomos en sus oficinas constituye un enorme error. Se le considera un fraude laboral para la Inspección de Trabajo, cuando se apoya en la Ley sobre Infracciones y Sanciones del Orden Social.

El artículo 22 es bastante claro para determinar como infracción grave lo siguiente: “No solicitar la afiliación inicial o el alta de los empleados para ejercer sus actividades, o solicitar la misma, como consecuencia de actuación de una inspección, fuera del plazo establecido”.

Toma en cuenta el hecho de que las empresas que hacen este delito, obligan al falso autónomo a darse de alta en el RETA, sin hacerse responsable de la afiliación del empleado en el Régimen General de la Seguridad Social.

La cuota a pagar debido a las sanciones derivadas por contratar a falsos autónomos son distintas en función del grado:

  • 3.126 a 6.250 euros (grado mínimo)
  • 6.251 a 8.000 euros (grado mediano)
  • 8.001 a 10.000 euros (grado alto)

¿Qué exige la Inspección del Trabajo?

La Inspección del Trabajo le exigirá al empresario dar de alta de manera inmediata al trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social.

También, puede solicitarle a la empresa un pago de las cuotas según el plazo de tiempo en que el empleado debió de estar cotizando por el Régimen General.

Estas cuotas pueden ser las de los últimos cuatro años, las cuales adicionan recargos entre el 100% y 150% bajo el concepto de cotizaciones no ingresadas.

El firmar un contrato con falsos autónomos no sólo puede ser motivo de un fraude laboral, incluso se le considera un delito penal, dependiendo de si el importe de esas cuotas sin pagar en los últimos cuatro años sumen total de 50.000 euros.

Si eres un empresario, lo mejor que puedes hacer para proteger a tu empresa de estas sanciones es jamás buscar sellar un trato con un falso autónomo.

autonomo

¿Cómo denunciar a un falso autónomo?

¿Te gustaría presentar una denuncia en contra de un falso autónomo?, te interesará saber que hay hasta cuatro mecanismos para imponer una denuncia en contra esta situación ilegal.

Lo más recomendable en este caso es hacer la denuncia ante la Inspección de Trabajo mientras se está desarrollando la labor.

Esto es para que se reconozca de manera actual la relación profesional entre el falso autónomo y la organización.

Denuncia anónima en el buzón de lucha contra el fraude laboral

A través de este formulario el demandante no se identifica, pero sí al demandado. Si las autoridades consideran que la denuncia es válida, harán una Inspección de Trabajo.

Denuncia formal en la Inspección de Trabajo

Mediante este proceso, el inspector determina si la relación mercantil en cuestión se considera nula a favor del falso autónomo.

Denuncia ante los Juzgados Sociales

A través de esta vía, será el juez quien reconozca la situación de la existencia de un falso autónomo y exija a la empresa sus deberes correspondientes.

Denuncia ante los Juzgados de lo Social, tras un despido

Este método es útil cuando la empresa ha cancelado los servicios y se pretende que se reconozca la relación laboral, para ser compensados como si fuera un caso de despido.

autonomo

Ahora ya sabes cómo reconocer la existencia de un falso autónomo e incluso cómo puedes denunciar este gran fraude ante las instituciones legales.

Recuerda alejarte de las empresas tramposas que buscan contratar a empleados como falsos autónomos y buscan aprovecharse de los pocos beneficios que obtienen de ello.

Deja un comentario