Certificado Energético, su uso y obtención

El Certificado Energético es un documento indispensable si está pensando en alquilar o vender tu propiedad, ya que es requerido de forma obligatoria en países como España, por contemplar la información de consumo de energía y emisiones de CO2 que puedan estar presentes en el inmueble.

certificado energético

¿De qué se trata un Certificado Energético?

Es un documento o comprobante otorgado de forma oficial por un profesional competente, contentivo de un informe dentro del cual especifica el consumo de energía de un inmueble durante el año; siempre en condiciones normales de funcionamiento y estando ocupado de forma habitual.

Dentro de este informe se emite una calificación a través de una letra que representa su escala en colores, comenzando con la “A” como la más eficiente y terminando con la “G” en caso de que se trate de un consumo deficiente.

Junto con el Certificado Energético se incluye una etiqueta similar a la empleada con algunos electrodomésticos, a través de la cual se califica el nivel de emisiones de CO2 y el consumo eficiente de energía dentro de un inmueble.

Para la estimación del consumo de energía eléctrica, el técnico puede tomar en consideración elementos presentes en el inmueble, como es el caso de: agua caliente, iluminación, calefacción, refrigeración, uso de cocina eléctrica, ventiladores y otros electrodomésticos que consuman energía.

Además de todo, se esto toman en consideración las instalaciones del inmueble con respecto al cerramiento exterior, estructuras de madera, tipos de ventanas o si emplean un determinado sistema de climatización.

¿Cómo es este certificado?

Como hemos comentado, se trata de un informe con los datos referentes al consumo de energía de tu inmueble. Una vez que se determine su escala desde la A hasta la G, se establecen los resultados en una etiqueta energética, en la cual se indica tu consumo de energía a través de Kw h/m2 por año; lo que es incluido también como parte del documento.

El informe cuenta adicionalmente con cuatro importantes anexos; toma nota del contenido de cada uno de ellos:

  • Anexo I: Contentivo de las condiciones térmicas del inmueble
  • Anexo II: En esta página se realiza el desglose de las diferentes demandas de energía y su nivel de consumo.
  • Anexo III: Se dejan comentarios y recomendaciones pertinentes para mejorar el consumo energético si fuera el caso.
  • Anexo IV: Como parte de esta página el profesional técnico que está realizando el informe, detalla cada una de las pruebas que llevó a cabo durante su inspección, mediante las cuales pudo recabar la información sobre el consumo energético.

La solicitud y obtención de tu Certificado Energético tiene un costo en función de los metros cuadrados de tu inmueble, por lo que su precio puede rondar entre los 50 y 250 Euros. Una inversión que será justificada cuando lo alquiles o lo vendas, ya que lo importante en este caso es siempre seguir la normativa legal.

certificado energético

¿Por qué es necesario?

Es necesario que obtengas un Certificado Energético si estás pensando en alquilar o vender tu propiedad, de hecho es obligatorio en España desde el año 2013 por Real Decreto 235/2013. Siendo siempre adquirido por parte del propietario del inmueble y en caso de su venta, este certificado le será entregado al comprador junto con el contrato de compra-venta.

Cuando un propietario decide alquilar su inmueble, es necesario que le entregue una copia de este certificado al inquilino, siendo además indispensable para poder solicitar una fianza de alquiler ante cualquier organismo oficial.

Si realizas cualquiera de estos trámites comerciales sin contar con tu Certificado Energético podrías ser sancionado con una multa que llega hasta los 600 Euros, si se trata de una infracción leve, pero en caso de que sea grave como falsear los resultados de este documento, podrías enfrentar multas graves que pueden rondar hasta los 6000 Euros.

Importancia de este certificado para un comprador

Si estás pensando en comprar un inmueble o alquilar un piso, te interesará conocer la información presente dentro del Certificado Energético, ya que contiene sus características de consumo, aspectos como la presencia de instalaciones de gas natural, la envolvente térmica o el uso general de la energía eléctrica.

Deberás considerar que la letra “A” indica una instalación eficiente, mientras que la “G” señala que se trata de un inmueble dentro del cual se administra el consumo de energía de forma menos eficiente y todas las letras intermedias implican un detrimento de esta calidad.

El Certificado Energético permite que los inmuebles con uso eficiente de energía se destaquen sobre el resto, facilitando de esta manera su adquisición o logrando que sean alquilados más rápidamente. Conoce también sobre el Boletín Azul.

Inmuebles que no necesitan Certificado Energético

Es importante aprovechar eficientemente la energía eléctrica para garantizar  este recurso por muchos años, por lo que debes tener un Certificado Energético para vender o alquilar tu inmueble. Sin embargo, también debes saber que no es necesario contar con él en casos como los siguientes:

  • En monumentos o edificios oficiales que sean parte de valores arquitectónicos e históricos de la nación.
  • Inmuebles religiosos o dedicados a la realización de cultos.
  • Si la superficie útil de un inmueble es menor a 50 metros cuadrados.
  • Talleres de labores agrarias que no tenga uso residencial.
  • Construcciones realizadas con carácter provisional con menos de dos años.
  • Inmuebles que sean empleados menos de cuatro meses al año, cuya energía es inferior al 25% de lo que emplearían durante todo el año.

Cuando tu inmueble no esté considerado dentro de alguna de estas excepciones, es necesario que tengas el Certificado Energético para que lo puedas alquilar o vender, por lo que te recomendamos adquirirlo con tiempo para que evites incurrir en sanciones.

Se trata de un trámite legal indispensable, tómate tu tiempo, ya que el notario te lo exigirá si deseas formalizar un contrato de compra-venta. Así como también cualquier inquilino tiene el derecho de exigirlo como parte de su contrato de arrendamiento.

No olvides que una vez obtengas tu Certificado Energético debes presentarlo ante el organismo oficial de tu comunidad, para que sea verificado y quede registrado en este lugar. Este es un proceso que también puede ser efectuado por el técnico evaluador, siempre y cuando tú lo solicites.

Deja un comentario