¿Cómo saber de quién es una propiedad?

Conocer todos los detalles relativos a trámites, siempre es indispensable en España, porque tarde o temprano en cualquier momento de tu vida, requerirás realizar alguno. Este artículo te puede ayudar a cómo saber de quién es una propiedad para cuando se te presente la oportunidad.

Cómo saber de quién es una propiedad

Marco Legal

Es muy probable que en algún momento de la vida, debas realizar un trámite relacionado con la compra, venta, alquiler o herencia de una propiedad. Llegado ese momento es importante que conozcas y manejes toda la información necesaria de manera clara y precisa, para evitar contratiempos. En España, como Estado social y democrático de Derecho, el Marco Legal de la Propiedad se encuentra fijado en la Constitución.

Si te interesa saber más sobre trámites en España, puedes visitar nuestro artículo: ¿Cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad?

Más específicamente en el Artículo 33 de la Constitución Española se estipula que:

  • Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia.
  • La función social de estos derechos delimitará su contenido, de acuerdo con las leyes.
  • Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social. Lo cual podrá realizarse mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes.
  • De este punto de la Constitución deriva todo el Derecho Inmobiliario español.

Aclaraciones pertinentes

Ya sea que te toque ser comprador, arrendador, arrendatario o heredero, es fundamental manejar todos los términos, procedimientos, leyes, manejos, fundamentales y necesarios para determinar la titularidad sobre un Inmueble o propiedad. Es importante aclarar que una propiedad puede implicar también un bien mueble, pero en esta oportunidad solo te comentaremos sobre bienes anclados al suelo o inmuebles.

Cuando se habla de bienes raíces anclados al suelo, se hace referencia a que están fijados de forma inseparable y definitiva al terreno, siendo que al separarlos sufrirían daño en su configuración o estructura. Algunos ejemplos de esto son  casas, edificios, minas, galpones, caminos, locales, fincas,  granjas, fábricas, en todo lo que etimológicamente signifique imposibilidad de moverse físicamente de su ubicación.

Cómo saber de quién es una propiedad

Importancia

Llegado el momento en el que desees adquirir o alquilar una vivienda o propiedad, no puedes solo fiarte de la palabra de la otra parte, ya que como dice el dicho popular “las palabras se las lleva el viento” mucho menos si la oferta que te están haciendo es sospechosamente tentadora, podrías estar ante un timo o estar comprometiéndote con cláusulas de las cuales te podrías arrepentir.

La precaución nunca está de más, ya que hay propiedades que pueden estar involucradas en litigios enredados que desconoces, tener gravámenes de impuestos muy altos, hipotecas, certificado energético vencidos o sencillamente puedes ser víctima del delito de doble venta o una estafa en la que el vendedor no sea el legítimo dueño y está intentando robarte tu dinero. Visita nuestro artículo sobre certificado energético. 

¿Cómo se hacía antes?

Hasta hace unos pocos años, determinar la titularidad o posesión de una propiedad era un proceso relativamente burocrático y engorroso, porque involucraba más tiempo y dinero, además de intermediarios, traslados y papeleos, con los que aumentaba el peligro de estafa o de que alguien más rápido y experimentado que tu se anticipara, perdiendo así la oportunidad.

Primero ere necesario acudir al Registro del Ayuntamiento, segundo conocer la ubicación exacta del inmueble cuya titularidad se deseaba consultar, luego tener una autorización legal o un borrador de compraventa o arrendamiento para consultar las escrituras o libros de registro, conocer la fecha exacta del momento en que se realizó dicho registro, saber las características y dimensiones exactas del inmueble, entre muchas otras gestiones.

¿Cómo se hace hoy en día?

Hoy en día, con la disponibilidad de los ordenadores, sistemas electrónicos de almacenamiento, automatización, digitalización y recopilación de datos, el proceso de determinar a quién pertenece una propiedad es mucho más fácil y rápido.

Ahorrando mucho dinero y papel, es la bendición que traen las tecnologías de información, además de que tampoco será indispensable contratar a un gestor, abogado o agente inmobiliario.

Si dispones de un dispositivo móvil, ordenador portátil o un ordenador con conexión a internet, en cuestión de minutos podrás acceder al nombre del propietario que requieres. Ya sea que este se encuentre dentro o fuera de España, la Ley dicta que esta información es de dominio público, ya que es uno de los pilares de la Modernización del Estado y de la gestión pública.

Procedimiento

El Procedimiento puede ser hecho a cualquiera hora del día desde tu casa u oficina, de manera rápida y segura, a través de internet. Para ello deberás contar con el número de la Referencia Catastral de la Propiedad cuyo propietario deseas conocer y acceder a la página web de la Oficina de Registro de Propiedad.

Si no tienes la Referencia Catastral de Propiedad, debes al menos conocer la dirección exacta o aproximada de la Propiedad en la que estas interesado, los buscadores de la página se encargarán de suministrarte la Referencia catastral en la que estas interesado, una vez que hayas rellenado los datos que la ficha virtual te solicita.

El Catastro Virtual mostrará un documento en formato PDF denominado nota simple con la siguiente información:

  • Número de Finca: Es una cifra que nos servirá en lo sucesivo para ubicar la Propiedad más rápido.
  • Identificador Único de Finca Registral (IDUFIR) es un número identificador más específico de la propiedad.
  • Descripción: Es un informe detallado de todas las características del inmueble.
  • Titularidad: Nombre y Apellido del Propietario.
  • Autorizante: Es donde aparecen las credenciales del Notario que asentó la Propiedad en su momento en el Registro.
  • Carga: Este ítem es importantísimo, ya que muestra los impuestos o deudas que puedan pesar sobre dicha propiedad.

Este Documento solo tiene valor informativo, si requieres algo más formal deberás solicitar una Certificación Registral, que es un papel contentivo de toda la información completa y literal, hecha al momento de la protocolización en el Registro. Normalmente toma unos 15 días hábiles obtener la Certificación Registral y el costo aproximado pueden ser unos 12 Euros.

Estimado lector, como verá es bastante simple determinar quién es el dueño legítimo de una propiedad en España a través de las tecnologías de la información, pero si eres alguien reacio al uso de la tecnología, que no tiene prisa y a quien le gustan los procedimientos tradicionales, simplemente puedes contratar los servicios de un abogado o de una agencia inmobiliaria para que haga todas las diligencias pertinentes del caso.

Si te fue útil este artículo, te recomendamos estar atentos a nuestras próximas publicaciones. También puedes leer: Certificación LEED ¿Qué es y como obtenerla? 

Deja un comentario